• Red de Colegios SEG

¿De qué manera podemos desarrollar la Resiliencia en nuestros hijos?


Psicóloga Vitalia Aravena, Chilean Eagles College - La Florida


Para comenzar, debemos conocer el significado de este concepto. La Resiliencia hace alusión a la capacidad humana para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas o incluso ser transformado por ellas. Es la aptitud para desarrollarse de manera positiva pese a los desafíos que la vida nos traiga. Implica enfocarse en las fortalezas de las personas, más que en las debilidades. Ella es parte de un proceso evolutivo, puede y debe ser promovido desde la niñez.

Desarrollar la resiliencia, es decir, la capacidad para afrontar con éxito la adversidad, el trauma, las amenazas o incluso fuentes importantes de estrés, puede ayudar a manejar los sentimientos de ansiedad e incertidumbre, sobre todo hoy, en este tiempo de pandemia y cuarentena. Sin embargo, que nuestros hijos e hijas sean resilientes, no significa necesariamente, que no experimentarán dificultades o angustia. El dolor emocional y la tristeza son comunes cuando tenemos un trauma de importancia o una pérdida personal, o incluso cuando nos enteramos de la pérdida o trauma de otra persona. La resiliencia ayudará a que ellos enfrenten estas situaciones, de una manera más positiva y constructiva.

Todos podemos desarrollar resiliencia y ayudar a que nuestros hijos e hijas la desarrollen también. Implica conductas, pensamientos y acciones que pueden aprenderse con el paso del tiempo. Algunos de estos consejos para desarrollar la resiliencia en nuestros niños y jóvenes, son:

Ayúdelo a establecer relaciones

Enséñele a su hijo o hija a afianzar las relaciones con sus amigos y cercanos, a ser empático con ellos, es decir, a que logren ponerse en el lugar de los otros. Desarrolle y afiance una red familiar fuerte, para respaldarlo ante las dificultades o heridas inevitables.

Mantenga una rutina diaria

Respetar una rutina puede ser reconfortante para nuestros hijos e hijas, en especial para los más pequeños que anhelan estructuras en su día a día y los adolescentes, que a pesar de que rechazan las normas y estructuras, internamente las buscan y necesitan para comenzar a transitar hacia la adultez. Anímelos a desarrollar sus propias rutinas diarias, en las que estén incluidos espacios para la distracción, para el estudio, para el ejercicio físico, para la interacción con otros, etc. Cuidarse e incluso divertirse ayudará a su hijo o hija a mantener un equilibrio y enfrentar mejor los momentos estresantes.

Avance hacia sus metas

Enséñele a su hijo o hija a fijarse metas razonables y luego a avanzar dando un solo paso a la vez para lograr alcanzarlas. Avanzar hacia esa meta, incluso con un paso muy pequeño, y recibir refuerzos positivos por hacerlo, hará que se concentren en su logro en lugar de fijarse en lo que no logró y puede ayudarle a desarrollar resiliencia para salir adelante ante los desafíos. Reconozca los logros a medida que avanzan hacia las metas mayores.

Ayúdelo a aceptar que el cambio, es parte de la vida

Los cambios pueden a menudo ser terribles para los niños y adolescentes. Ayude a su hijo o hija a ver que el cambio forma parte de la vida y que se puede reemplazar con nuevas metas a aquéllas que puedan haberse convertido en inalcanzables.

Busque oportunidades para el autodescubrimiento

Los momentos difíciles, suelen ser las instancias en los que nuestros hijos aprenden más sobre sí mismos. Ayúdelos a que vean cómo, lo que están enfrentando, puede enseñarles a descubrir nuevas áreas de sí mismo que no conocía. Logrará ver nuevas fortalezas y habilidades.

Alimente una autoestima positiva

Ayude a su hijo o hija a recordar cómo pudo lidiar satisfactoriamente con dificultades en el pasado y luego ayúdelo a entender que esos desafíos pasados, lo ayudan a desarrollar la fortaleza para manejar desafíos futuros. Ayúdelo a que aprenda a confiar en sí mismo para resolver los problemas y tomar las decisiones adecuadas. Enséñele a tomar la vida con humor y con la capacidad de reírse de sí mismo.

Mantenga las cosas en perspectiva con una actitud positiva

Incluso cuando su hijo o hija esté enfrentando sucesos dolorosos, ayúdelo a ver la situación en un contexto más amplio y a mantener una visión de largo plazo. Ayúdelo a expresar lo que pueda sentir en ese momento manteniendo la idea de que existe un futuro más allá de la situación actual y que el futuro puede ser bueno. Una actitud optimista y positiva les permitirá a sus hijos, darse cuenta de las cosas buenas de la vida y a seguir adelante incluso en los momentos más difíciles.

Entradas Recientes

Ver todo

La importancia de ser un modelo para mi hijo o hija

En reiteradas ocasiones nos hemos hecho preguntas en torno a nuestro rol como formadores, ¿seré un buen padre o madre?, ¿estaré haciendo las cosas bien?; pero ¿qué implica ser adultos formadores?, en

log.fw.png

MANTENTE INFORMADO:

Nuestros alumnos eligen su futuro

Casa Central: +56226993286       /        contacto@colegiosseg.cl       /       Av. Pedro de Valdivia 2995, Ñuñoa, Chile.

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram